Pique-Nique

Pique – nique, los franceses utilizaban esta expresión para referirse a las personas que traían su propio vino mientras cenaban en un restaurante. El pique nique se fue transformando en un hábito de compartir y fueron los jardines de Versalles los primeros testigos de los picoteos que hoy conocemos como picnics.

Más allá de la ambientación que le vayamos a dar a nuestro picnic, siempre es linda la sensación de preparar comida casera para ese momento especial.

Para este picnic preparé una tarta de crema de girasol y me pareció una opción deliciosa.

Les comparto la receta:

Para la masa:

Utilizo dos tapas de una masa para tartas integral y vegana, la compro en el supermercado, pero ustedes pueden utilizar la que más les guste.

Para el relleno:

Crema de girasol

250 g de semillas de girasol ACTIVADAS

2 cucharadas de aceite de oliva

Una pisca de tomillo

1 diente de ajo

Pimienta negra

Sal

2 tazas de agua

Preparación: Llevar los ingredientes a la licuadora y licuar hasta obtener una mezcla cremosa.

Aceitar una tartera y colocar la primera tapa. Verter la crema de girasol .

En una sartén saltear:

2 cebollas blancas

Puerro en rodajas

Rábano morada

2 Berenjenas amarillas en rodajas.

Verter los vegetales salteados sobre la crema de girasol y esparcir bien sobre toda la superficie.

Agregar la segunda tapa y cerrar la tarta. Con un pincel pintar la masa con aceite de oliva y romero. Incorporar rodajas de rábano y berenjenas amarillas.

Llevar al horno moderado por 40 minutos.

Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *